Ciktur: Santiago / Iquique (Parte 1), viajando en bus

fhzd38 - ciktur - ovalle - paradiso 1800 dd g7 - drzh21

Hoy inauguramos una nueva sección contando algunos de nuestros viajes en bus. Trabajar en una plataforma online como ésta hace que uno viaje mucho y deba probar distintas empresas. Se nos ocurrió la idea de compartir algunos de estos viajes con ustedes para que puedan viajar desde casa, puedan conocer las empresas y poder compartir con ustedes un pedacito de nosotros. Este viaje en particular lo realicé yo, como escritor del blog.

DATOS DEL VEHÍCULO
Empresa: Ciktur
Servicio: Santiago – Los Vilos – Ovalle – Coquimbo – La Serena – Copiapó – Antofagasta – Iquique
Vehículo: Marcopolo Paradiso 1800 DD G7 / Volvo B420R (DRZH21) Nº 21 (Año 2012)

El comienzo del viaje fue la compra de los pasajes. Antes de comprar me gusta comparar los precios de internet y en agencia (boletería) para ver si hay alguna diferencia que me convenga. Los buses que iban a Iquique estaban a $45.000 en casi todas las empresas, un poco más caro en las más grandes incluso. Le dije a mi amigo -no viajaría solo- que revisara por internet a ver si encontrábamos un pasaje más barato.

– El Ciktur está a $35.000 en Recorrido, en Semi Cama y con asientos en la ventana panorámica.

Mi amigo es oriundo de Iquique, recuerdo que me decía que uno de sus sueños era viajar en un bus de dos pisos en la ventana panorámica a su ciudad, así que compramos los dos pasajes en el único bus que tenía estos dos asientos juntos disponibles. Mis horas de sueño lamentaron que ese bus saliera a las 08.15 de la mañana, pero son sacrificios agradables, experiencias de vida dicen.

Terminal San Borja Santiago

Ciktur en Terminal San Borja (Santiago, Chile) – 08.15 am (17-02-2015)

Nuestro bus comenzó el viaje de manera puntual. Nosotros nos fuimos conversando, yo tenía mis aprehensiones por los trabajos que se están haciendo en la cuesta Las Chilcas pero afortunadamente no tuvimos problemas para pasar ni atochamientos, algo muy común en la zona. La primera detención fue en la zona de La Ligua, se subió un vendedor para ofrecernos los dulces tradicionales de la zona.

Compramos algunos dulces y veíamos la ruta llena de niebla. Es normal que las mañanas del norte del país ingrese la camanchaca (vaguada costera, una especie de neblina) a los valles más bajos, normalmente comienza a despejar el día después de mediodía. A los vendedores les fue bastante bien en nuestro bus, es casi una tradición comprar estos dulces. Nosotros compramos un par también.

Los Vilos

Cruce con otro bus de Ciktur en Los Vilos – 11.20 am (17-02-2015)

El bus de nuestra empresa ingresó a Los Vilos, hay una especie de calle lateral a la carretera donde van parando los buses de distintas empresas para tomar/dejar pasajeros en esta pequeña ciudad. Cuando continuamos la marcha hacia el norte e íbamos a ingresar a la Panamericana, tuvimos un cruzamiento con otro bus de Ciktur que iba hacia Santiago.

A modo de curiosidad, popularmente existe un dicho que dice “estoy entre Tongoy y Los Vilos” aludiendo a que en este tramo de la carretera casi no hay puntos de interés o ciudades grandes, existen varios mitos sobre el origen del refrán incluso pensando en que para los marineros no había puertos donde recalar o de aviadores y el supuesto mal clima de la zona. Normalmente se usa para designar algo con futuro incierto o con avance nulo. Lo cierto es que entre ambos pueblos hay 204 kilometros de ruta junto con varios pueblitos chicos y balnearios, en algunas partes como Huentelauquén se venden quesos famosos.

Cruzamiento

Cruzamiento con Tur Bus categoría Cama Premium y Parques Eólicos – 12.30 pm (17-02-2015)

En esta zona lo más destacable es la generación de energía limpia a través de parques eólicos. Esto aprovecha la ventosidad que existe en la zona. Muchos de estos parques eólicos están situados cerca de la carretera y permiten que uno como pasajero del bus pueda tomar fotos combinándolos con la ruta o el paisaje circundante. Cuando tenemos años lluviosos, esta zona se cubre de verde en los meses de primavera y parte del verano. Normalmente es un paisaje semi-desértico, con matorrales y arena.

Nuestra primera gran detención sería la ciudad de Ovalle, en el valle del Limarí. Esta zona es conocida por la producción de queso de cabra (cada vez menos, debido a las sequías de los últimos años), frutos como las papayas y tener varios viñedos para la producción de vinos. De hecho, en la ruta 45 que nos conecta con esta ciudad existen viñedos a la orilla del camino por si deseas fotografiarlos.

Ciktur en Terminal Ovalle - 01.30 pm (17-02-2015)

Ciktur en Terminal Ovalle – 01.30 pm (17-02-2015)

Estuvimos alrededor de 15 minutos en Ovalle, aprovechamos de estirar un poco los pies. Una vez que salimos de la ciudad y volvimos a la Carretera Panamericana (Ruta 5), el personal de Ciktur nos entregó lo que sería el almuerzo. Era una comida caliente que traía arroz, carne y papas. Incluía cubiertos de plástico, pan y una jalea para el postre, todo esto en una bandeja para que comer fuese algo más cómodo.

Un viaje tan largo como el que se hace desde Santiago a Iquique requiere buscar una empresa que ofrezca comida caliente en el viaje, siempre es bueno preguntar o informarse. Son alrededor de 24 horas de trayecto, en el caso de algunas empresas la colación se cobra de manera aparte. Otras empresas de buses (como Ciktur, en este caso) además de ofrecer la comida incluida en el precio del pasaje, también realizan servicio de catering y te venden bebidas heladas a gusto, esto sí es con un precio extra.

Almuerzo en bus Ciktur, máquina 21 (DRZH21) - 02.20pm

Almuerzo en bus Ciktur, máquina 21 (DRZH21) – 02.20pm

El almuerzo fue muy contundente y estaba bastante rico (o yo tenía mucha hambre, quizás ambas). Se ve pequeño pero es harta comida. Desde Ovalle nos dirigimos hacia las ciudades de Coquimbo y La Serena, ambas forman una conurbación igual como Viña del Mar – Valparaíso y Talcahuano – Concepción.

Coquimbo es la ciudad que tiene un carácter portuario y con mayor actividad productiva, mientras que La Serena es la capital regional y tiene un enfoque más turístico – administrativo. En el trayecto hacia esta conurbación hay varias playas muy bonitas como Tongoy, Guanaqueros, Las Tacas y Totoralillo, por nombrar algunas. La mayoría es más accesible en vehículo que en transporte público, no obstante, Tongoy y Guanaqueros tienen buses directos.

La entrada a Coquimbo desde la ruta es muy hermosa. Si van en un asiento de ventana panorámica traten de ir atentos, si van a tomar fotos cuesta un poco componerla entre el movimiento del bus y la forma del camino pero pueden disfrutar de una vista maravillosa de la ciudad. Se aprecia en una punta la famosa Cruz del III Milenio.

Ciktur entrando a Coquimbo - 03.20 pm (17-02-2015)

Ciktur entrando a Coquimbo – 03.20 pm (17-02-2015)

En el terminal de Coquimbo, bajaron algunas personas y estuvimos otros 20 minutos. Debo admitir que hubo harto recambio de pasajeros, en estos viajes al norte ocurre mucho esta tendencia de que las personas viajan por tramos. En el sur, en tanto, para un viaje a Valdivia, Puerto Montt o Chiloé, es muy poco probable que haya tanto recambio, generalmente se mantienen los mismos pasajeros desde Santiago. Una recomendación general es que siempre estén atentos a sus pertenencias, nunca dejen sus cosas en el bus si van a bajar, da lo mismo la empresa y la hora.

Una vez que salimos de Coquimbo, nos dirigimos a la vecina ciudad de La Serena. En el terminal de la ciudad había mucha gente esperando y estaban algunos buses de Tur Bus, Pullman Bus y Buses Romani. Casi todos estos buses tenían como destinación final: Iquique, Calama o San Pedro de Atacama. Aproveché que el bus quedó casi vacío para poder tomar unas fotos del interior del bus y mostrárselos.

Interior de bus double decker de Ciktur en La Serena - 04.30 pm (17-02-2015)

Interior de bus double decker de Ciktur en Terminal La Serena – 04.30 pm (17-02-2015)

Por ahora finaliza el primer capítulo de este viaje, en la próxima semana publicaremos la segunda parte para que puedan disfrutar de este viaje. Hay personas algo reticentes a hacer trayectos tan largos, pero créanme que no es nada del otro mundo y escogiendo la empresa correcta puede ser una hermosa experiencia. Nos vemos 🙂

Ariel Cruz Pizarro